viernes 08 febrero, 2013

[RETAZOS LITERARIOS] EL ESCATÓFAGO, FERNANDO MERLO


No es posible dormir / cuando la noche, presentida / en el fondo de las venas, / agarra en las paredes sus tentáculos / y no te deja oír ni tan siquiera / el silencio.

A los veinte años, el poeta maldito Fernando Merlo (Málaga, 1952 – 1981) ya era consciente de su figura. Como poeta que se contemplaba desde la adolescencia, estaba dirigiendo todo su trabajo a la elaboración de sus obras completas. De esto da testimonio el poeta y tipógrafo Paco Cumpián. Su vocación fue precoz. 

Al terminar su poemario cumbre Escatófago (1972), dejó de escribir. A partir de entonces sólo escribiría un último poema, justo antes de su muerte, tras la barra de su bar en 1981. Sus poemas son un tiro de lucidez en la época del caballo.

Probablemente, gracias al influjo que tuvo en sus coetáneos, este autor pueda estar muy presente en la obra de las últimas generaciones de la poesía malagueña. La ausencia de fama no parece ser excluyente de la consecución del éxito, como plantería la poeta Isabel Bono haciendo un repaso de los dos eslovacos más sobresalientes, el famoso Warhol y el exitoso Márais.

Y su éxito ha sido clave, Fernando Merlo ha sido un motor de cambio, un vertebra imprescindible que conecta a los poetas malagueños que le procedían, que eran o del silencio o académicos, con la cantera vanguardista de los noventa. Él abrió una brecha, por la que, gracias a Dios, todos nos caímos.

 

Error a error.

A errorazos sordos. A golpes

por la errada carretera.

Errando.

Andando sobre errores.

Disimulando

la cara errada maquillada a yerros.

(Fernando Merlo: Escatófago)

 

Somos gusanos

de gusana madre.

Una gusanera en la garganta

y otra en la sangre.

(Merodean los gusanos

con un terrible olor a carne.)

(Fernando Merlo: Escatófago)

 

ACLARACIONES

todo tiene un significado

todo ha sido meticulosamente

preparado para la gran hora

todo está roto a la perfección

(Fernando Merlo)

 

No es posible dormir

cuando la noche, presentida

en el fondo de las venas,

agarra en las paredes sus tentáculos

y no te deja oír ni tan siquiera

el silencio.

Es triste una boca cerrada,

como es triste ver a un niño sudar sangre

porque le han robado sus pulmoncitos

y no puede respirar;

en la tristeza existen muchas partes,

y tal vez una de ellas te caiga

mañana en tu plato de sopa

mientras comes.

Hay que gritar, amigo, y gritar tanto

que el grito petrificado de los muertos

sea igual al tuyo.

Entonces todos juntos, como una

enorme masa de carneros,

nos lanzaremos contra el mal.

Y venceremos.

(Fernando Merlo: Escatófago)

 

Escatófago (fragmento): http://elsobrehilado.blogia.com/2010/041901-fernando-merlo-escatofago.php

Otros textos: http://lunaceronte.blogspot.com.es/2012_10_01_archive.html

Fuentes: Márais vs. Warhol, Isabel Bono.

Fernando Merlo, Escatófago | elSobreHilado

 

[Giraffe Ray]


There are no comments yet, add one below.

Leave a Comment


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *